Almacenaje

Almacenaje

- El clarinete se tiene que dejar en su funda cuando no se usa y la funda tiene que estar en un sitio con temperatura y humedad más o menos estables. Esto es así porque dentro de la funda y en un lugar apropiado, el instrumento queda a salvo de cambios de temperatura bruscos, cosa que nos puede llevar a que el instrumento se agriete (con difícil solución).

- No se debe de guardar el limpiador/secador dentro del estuche, ya que la humedad que le queda después de secar el instrumento perjudica las llaves y los muelles. A ser posible guardarlo en un bolsillo exterior o como mínimo en una bolsa hermética.

Compartir: